SCI-FI, «LA SEÑAL»

Primero Cuento de CIENCIA FICCIÓN (SCI FI) publicado por MENSAJERO DE LA LUZ.

Recuerde, igual que en las películas: «CUALQUIER PARECIDO CON LA REALIDAD, ES MERA COINCIDENCIA»….

Astronauta TERRANO, perdido en el espacio interestelar

Érase una vez…. un planeta llamado TERRA.

LA SEÑAL

En 1969 un SOS procedente de un punto estacionario del universo fue captado por la Unión Bolchevique.
Se habían lanzado varias misiones secretas al espacio, usando naves tripuladas por terranos, muchas de estas simplemente se perdieron en el espacio y nunca más se supo de ellas. A los familiares de los astronautas terranos se les decía que algo había salido mal, que murieron heroicamente por su país. Se les rendía honores y luego quedaban en el olvido. A estos astronautas perdidos les llamaron «Astronautas fantasmas» debido a que las naves seguían emitiendo alguna señal automática de auxilio.

Pero desde un lugar del espacio se estaba emitiendo un mensaje usando un criptograma, la agencia espacial bolchevique descifró el mensaje, decía lo siguiente:


«Aún estamos vivos. Envíen ayuda».

Evidentemente se trataba de dos o más astronautas pidiendo ayuda.
La situación acaparó la atención de la agencia espacial de los pueblos unidos continentales, a quienes horas después les llegó el mismo mensaje, haciendo suponer que se trataba de un astronauta pueblounidense y uno bolchevique. En plena guerra espacial terrana, sucedió lo impensable, Pueblos Unidos y Bolchevaquia se unieron en secreto.

Eligieron a un sólo astronauta, el mejor y más ambicioso de ellos, cuyo nombre nunca fue revelado. Simplemenmte le llamaban VV-2.
El astronauta VV-2 viajó a bordo de la Soyuz 3. En el trayecto de su viaje observó la nave Soyuz 2 flotando en el espacio. Según el reporte de la agencia espacial bolchevique, la Soyuz 2 había sido destruida por un meteorito hace un año. Sin embargo él la estaba viendo, allí a lo lejos, entera aunque con sus sistemas no operativos. El astronauta lo reportó a terra, pero se le ordenó ignorar a la Soyuz 2, y continuar con su viaje hasta el punto de origen del mensaje. El viaje continuó más allá de la luna. De pronto los sistemas de la nave fallaron y fue arrastrado por la fuerza magnética de un enorme objeto metálico. Su nave quedó pegada al objeto sin poder liberarse. El astronauta trató de informar lo sucedido. Pero el sistema de comunicaciones estaba totalmente dañado. Vestido en su traje espacial empezó a explorar el objeto.
Horas después de la exploración el astronauta encontró una especie de escotilla de entrada. Ingresó sin pensarlo, el nivel de oxígeno de su traje estaba por debajo del 5%.
Dentro se encontró con un paisaje parecido al planeta Terra. Una selva enorme llena de vida, plantas, animales, agua, incluso insectos que volaban sobre él.
Por un momento las comunicaciones empezaron a funcionar, pero lo que escuchó fueron sonidos no humanos, parecía un lenguaje ordenado, pero que nunca antes lo había escuchado. Sorprendido por todo se atrevió a quitarse el casco, descubrió que podía respirar con normalidad.

De pronto dos personas aparecieron ante él. Se identificaron como Vladimir Komarov y Valentina Sander, quienes le relataron que hace un año fueron los astronautas enviados en una misión secreta para investigar unos sonidos captados en el espacio, encontraron el objeto metálico e ingresaron en el, cuando intentaron volver a la nave, la Terra se había ido. Ambos astronautas declararon que ellos no habían enviado ningún mensaje. Pero sacaron conclusiones. Determinaron que la agencia espacial rusa y estadounidense sospechaban que eran ellos, pues el nombre del astronauta recién llegado era VV-2, las iniciales de sus nombres. Aparentemente era una misión con la posibilidad de no retorno.

En Terra no contaban con que ÉL objeto, era una nave moviéndose por el espacio. Los tres astronautas decidieron salir al espacio, observaron que la Terra nuevamente se había ido. Estaban nuevamente lejos de casa.

Viéndose condenado a no volver a la Tierra, a continuar perdido en el espacio para siempre, Vladimir Komarov se quitó su casco para acabar con su vida, sin embargo en vez de morir, pudo respirar con normalidad en el enorme vacío espacial.

VISITANOS todos los días, EDUCATE, COMPARTE y APORTA, las donaciones y aportes son siempre bienvenidos vía PAYPAL. Usa el botón para donar. Anímate, el MENSAJERO DE LA LUZ te lo agradecerá.

No te olvides de compartir en todas las redes que puedas, para que esta información llegue al mayor número de personas:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.